Why Drinking Your Urine Isn't Good for You

Tal vez haya escuchado historias de personas deshidratadas en el desierto que beben su orina para sobrevivir. O tal vez haya escuchado a personas hablar sobre los posibles beneficios de beber orina para la salud.

Se llama terapia de orina o uroterapia. Algunas personas afirman que beber su propia orina, aplicarla en la piel o reutilizarla, puede beneficiar su salud.

¿Pero es verdad? No. En realidad, no. No hay beneficios médicos probados por beber orina humana. Y de hecho podría causar más daño que bien.

¿Qué es la terapia de orina?

La idea de que las personas usen la orina se remonta miles de años atrás. Culturas como las de Roma, India, Egipto, Grecia y otras, tienen registros de personas que utilizaron la orina por motivos de salud.

En los últimos años, las personas que apoyan la terapia de orina dicen que puede tratar muchas afecciones de salud, entre ellas:

  • Acné
  • Cáncer
  • Cortes o heridas
  • Gripe
  • Problemas del corazón
  • Infecciones
  • Enfermedad de Parkinson
  • Neumonía
  • Erupciones/condiciones de la piel

Según un informe del Journal of Nephrology, “podemos concluir que la terapia de orina representa un tratamiento seguido por un gran número de personas”.

¿La terapia de orina es buena para usted?

No hay datos científicos que comprueben que beber o usar la orina de otras maneras pueda proporcionar beneficios para la salud.

Según un informe del Journal of Urology, “Mucho de lo que hemos escuchado sobre la terapia de orina no tiene sustento médico y es un remedio popular que en realidad puede empeorar la lesión”.

Aunque la orina puede contener vitaminas y minerales en muy pequeñas cantidades, estas no son suficientes para obtener un beneficio tangible para la salud.

¿Beber orina puede ser dañino?

Probablemente no cause daño beber una pequeña cantidad de orina. Pero existe un riesgo, especialmente si se consumen grandes cantidades.

Para crear la orina, los riñones filtran el exceso de agua y los desechos de la sangre. Este desecho, llamado urea, viaja desde los riñones hasta la vejiga a través de dos tubos delgados llamados uréteres. La orina permanece en la vejiga hasta que estamos listos para orinar.

Muchos creen que la orina es estéril. Sin embargo, múltiples estudios han demostrado la presencia de bacterias incluso en la orina de personas sanas. La orina es principalmente agua, pero también contiene urea y otros productos de desecho, sales, amoníaco y más.

Debido a que la orina contiene productos de desecho, beberla puede obligar a los riñones a trabajar aún más o exponerle a toxinas innecesarias. Esto podría causar enfermedades, trastornos electrolíticos o daño renal.

El contenido de sal en la orina también significa que beberla podría causar deshidratación. El Manual de Campo del Ejército de los Estados Unidos advierte contra el consumo de orina como sustituto del agua.

Finalmente, la orina también puede contener numerosas bacterias, según un estudio del Pan African Medical Journal. La investigación encontró varios tipos de bacterias diferentes en la orina humana, incluidas bacterias resistentes a los antibióticos. Estas incluían:

  • Escherichia coli (E.coli)
  • Estafilococo
  • Salmonela
  • Shigela
  • Bacilo
  • Citrobacter
  • Klebsiella
  • Proteo
  • Pseudomonas

Beber orina podría introducir en su cuerpo bacterias resistentes a los antibióticos, lo que podría causar una infección.

Terapia de orina y COVID-19

En medio de la pandemia de COVID-19, algunos han afirmado que la terapia de orina puede curar el COVID-19. Esto no es verdad.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han autorizado varios tratamientos para el COVID-19. La terapia de orina no es un tratamiento autorizado o recomendado para COVID-19.

La mejor manera de prevenir COVID-19 o de evitar síntomas graves es vacunarse contra el COVID-19. Para programar una cita de vacunación en UPMC, visite vaccine.upmc.com.

Si cree que ha estado expuesto a COVID-19 y tiene síntomas leves, llame a su proveedor de atención personal (PCP) o use UPMC AnywhereCare. Pueden ayudarlo a hacerse la prueba y recibir tratamiento si es necesario.

 

Fuentes

Evann E. Hilt, Kathleen McKinley, Meghan M. Pearce, et al, Journal of Clinical Microbiology, Urine Is Not Sterile: Use of Enhanced Urine Culture Techniques To Detect Resident Bacterial Flora in the Adult Female Bladder. Enlace

Michael I Kogan, Yulia L Naboka, Khalid S Ibishev, et al, International Journal of Urology, Human Urine Is Not Sterile — Shift of Paradigm. Enlace

Jay Motola, The Journal of Urology, The History of Urine as Healing Agent. Enlace

KidsHealth, Your Urinary System. Enlace

National Library of Medicine, Urine and Urination. Enlace

Adenike Adedayo O. Ogunshe, Abosede Oyeyemi Fawole, Victoria Abosede Ajayi, Pan African Medical Journal, Microbial Evaluation and Public Health Implications of Urine as Alternative Therapy in Clinical Pediatric Cases: Health Implication of Urine Therapy. Enlace

U.S. Army Field Manual, Water Procurement. Enlace

Vincenzo Savica, Lorenzo Calò, Domenico Santoro, et al, Journal of Nephrology, Urine Therapy Through the Centuries. Enlace

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.