[socialized placement="stick-left"]

Si alguna vez ha recibido una vacuna, sabe que puede sentir dolor en el brazo después de la vacunación durante algunos días.

El dolor que experimenta suele ser en el músculo donde se aplicó la inyección. La molestia también es una señal de que su sistema inmunológico está produciendo anticuerpos en respuesta a los virus de la vacuna.

Dolor después de una inyección: reacciones normales a las vacunas

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en la mayoría de los casos los efectos secundarios de las vacunas son leves y desaparecen en unos pocos días. Estos varían según el tipo de vacuna, como la gripe, el herpes zoster o la neumonía.

Los efectos secundarios —generalmente leves— de las vacunas pueden incluir:

  • Dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en el lugar de la inyección
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Picazón en el lugar de la inyección
  • Náusea
  • Mareos o desmayos (más común en adolescentes)

Es probable que las vacunas combinadas, como la DTaP (difteria, tétanos y tos ferina), provoquen una mayor reacción local y el “dolor” que experimenta con la vacuna sea un poco más notorio.

¿Puede reducir el dolor o la inflamación después de vacunarse?

  • Asegúrese de mover el brazo después de una vacuna. Si trata de permanecer quieto, es posible que le duela más.
  • Tome un analgésico durante uno o dos días después de recibir la vacuna para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Aplique una compresa caliente formando círculos en el lugar de la inyección.
  • Si le preocupa el enrojecimiento y la inflamación, delinee el área con un marcador. Si aumenta de tamaño, aparece un bulto en el brazo después de la vacuna o no disminuye el dolor al cabo de unos días, llame a su médico.

¿Cuándo debo buscar ayuda para el dolor de una inyección?

Si cualquier sitio en el que lo hayan inyectado continua causando problemas después de 48 horas, debe ser examinado por su médico de inmediato. Otros síntomas que pueden requerir atención médica son:

  • Fiebre alta después de una vacuna.
  • Signos de una reacción alérgica que pueden incluir dificultad para respirar, ronquera o sibilancias, urticaria, palidez, debilidad, latidos cardíacos acelerados o mareos.

¿Le preocupa el dolor, la inflamación o la irritación después de la vacuna? Encuentre un centro de atención de urgencia de UPMC cerca de usted.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]