[socialized placement="stick-left"]

La fiebre no siempre es un problema. Definida como un aumento temporal de la temperatura corporal, la fiebre es solo un síntoma, no una enfermedad.

De hecho, a veces la fiebre puede ser algo bueno: a menudo es una señal de que su cuerpo está combatiendo una infección o enfermedad. Pero, ¿cómo saber si la fiebre es peligrosa? ¿Cuándo es el momento de ver a un médico por fiebre alta?

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es una temperatura corporal más alta de lo normal.

La temperatura corporal normal es de 98,6 grados Fahrenheit y cualquier temperatura superior a 99,5 F (cuando se mide por vía oral con un termómetro) se considera fiebre en adultos así como en niños.

La temperatura de su cuerpo puede aumentar de forma natural durante el día y suele ser más alta por la noche. Varios otros factores pueden aumentar la temperatura corporal, pero estos factores no se consideran inductores de fiebre. Cosas como el esfuerzo físico, la ropa pesada, la humedad alta y el calor, las emociones fuertes y ciertos medicamentos pueden provocar un aumento de la temperatura corporal. Si es una mujer en su ciclo menstrual, también puede experimentar una temperatura corporal más alta.

¿Por qué tiene fiebre?

La fiebre generalmente ocurre en respuesta a una infección, cuando el sistema inmunológico de su cuerpo está combatiendo bacterias o virus. El aumento del calor corporal dificulta la supervivencia de las bacterias y los virus. La fiebre también activa su sistema inmunológico, que combate las enfermedades.

Las causas comunes de fiebre incluyen:

  • Resfriados y gripe
  • Infecciones de oído
  • Infecciones de los senos paranasales
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Infecciones de la piel
  • Infecciones de la vejiga y del tracto urinario
  • Apendicitis
  • Coágulos de sangre
  • Artritis reumatoide
  • Lupus
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Cáncer, especialmente linfoma y leucemia
  • Dentición (en niños)
  • Vacunas (en niños)

Cuándo buscar ayuda: cómo saber cuándo una fiebre es peligrosa

Debe buscar atención médica para usted o un niño en los siguientes escenarios de fiebre:

  • Si su hijo tiene 3 meses o menos y tiene una temperatura rectal de 100,4 grados F o más
  • Si su hijo tiene de 3 a 12 meses de edad y tiene una temperatura oral de 102,2 grados F
  • Si su hijo tiene 2 años o menos y tiene fiebre que dura más de 24 a 48 horas
  • Adultos con fiebre superior a 105 grados F o fiebre superior a 103 grados F que aumenta o dura más de 48 horas

Además, debe buscar atención médica si tiene fiebre acompañada de sarpullido y hematomas, dificultad para respirar o dolor al orinar. También consulte a un médico si se ha vacunado recientemente, ha visitado otro país o tiene una enfermedad preexistente grave. Busque a un pediatra si su hijo parece confundido, tiene rigidez en el cuello o no deja de llorar.

Riesgos de la fiebre alta

En la mayoría de los casos, la fiebre puede desaparecer por sí sola o con remedios caseros. Sin embargo, las fiebres altas que persisten o empeoran pueden causar complicaciones de salud importantes si no se tratan, como convulsiones febriles, daño cerebral e incluso la muerte.

Si una enfermedad está causándole fiebre, esa enfermedad puede tener sus propios efectos secundarios y complicaciones.

Síntomas de la fiebre alta

Si tiene fiebre, puede experimentar síntomas relacionados que incluyen:

  • Transpiración
  • Escalofríos
  • Deshidratación
  • Dolor de cabeza o dolores corporales
  • Erupción
  • Falta de apetito
  • Debilidad
  • Náuseas o vómitos

Las fiebres altas pueden venir acompañadas de síntomas graves. Debe comunicarse con su médico si los experimenta:

  • Problemas respiratorios
  • Problemas cognitivos o confusión
  • Convulsiones o ataques
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de consciencia
  • Dolor intenso, especialmente en la cabeza, el pecho o el estómago
  • Dolor al orinar
  • Erupción o hematomas
  • Tortícolis
  • Inflamación
  • Secreción urinaria

Cómo bajar la fiebre

Para la mayoría de los adultos y niños con fiebre leve por debajo de los 102 grados F, el descanso es la mejor solución. Puede intentar bajar la fiebre usted mismo con algunos pasos simples que funcionan tanto para niños como para adultos:

  • Quítese la ropa pesada y las mantas y mantenga los alrededores frescos pero no fríos
  • Tome un baño tibio
  • Tome acetaminofén según las indicaciones, pero no le dé aspirina a los niños pequeños
  • Beba mucho líquido
  • Evite los baños de hielo y los fomentos con alcohol ya que pueden causar escalofríos y, a su vez, elevar aún más la temperatura corporal

Si la fiebre persiste, comuníquese con su médico de atención primaria o visite una sede de UPMC Urgent Care.

Acerca de UPMC Urgent Care

A veces tiene urgencia de atención médica porque no puede esperar a una cita. Ahí es donde entra en juego UPMC Urgent Care. Ofrecemos tratamiento rápido para enfermedades y lesiones 12 horas al día, durante los siete días de la semana. Con distintas ubicaciones en el oeste de Pensilvania y otras más repartidas por el estado, podrá encontrar atención inmediata cerca de usted. Nuestros servicios incluyen tratamiento para lesiones y enfermedades menores, revisiones médicas, recetas, vacunas e inmunizaciones contra la gripe. Los tiempos de espera suelen ser más cortos que los de la sala de emergencias para lesiones y enfermedades menores, y aceptamos la mayoría de los principales seguros.

[/socialized]