5 Contraception Myths After Pregnancy

Existen muchos mitos y conceptos erróneos sobre la necesidad de utilizar métodos anticonceptivos después del embarazo. Los mitos sobre la seguridad y la eficacia de los anticonceptivos hacen que muchas personas no los utilicen después del parto. En lugar de arriesgarse a un embarazo no planificado, lo mejor es hablar con su médico y conocer los hechos.

A continuación le presentamos cinco mitos comunes y la verdad sobre el uso de anticonceptivos después de dar a luz.

Mito #1: Espere unas semanas después de dar a luz para empezar a utilizar métodos anticonceptivos

La mayoría de los médicos recomiendan esperar de cuatro a seis semanas después del parto para empezar a tener relaciones sexuales, pero no por el control de la natalidad. Su cuerpo necesita ese momento para curarse de las molestias propias del parto, como son el traumatismo mismo, las incisiones y los puntos de sutura. Una vez que vuelva a ser sexualmente activa, podría embarazarse. Empiece a utilizar métodos anticonceptivos lo antes posible.

Los siguientes métodos anticonceptivos son seguros inmediatamente después del parto y su médico puede proporcionárselos:

  • Inyección anticonceptiva
  • Implantes anticonceptivos
  • DIU
  • Píldora de progestágeno

Antes de que vaya a dar a luz, hable con su médico sobre las pastillas anticonceptivas y otros métodos posteriores al parto. Quizá le recomiende empezar a tomar anticonceptivos de inmediato para evitar un embarazo no deseado.

Mito #2: No necesita anticonceptivos si utiliza la lactancia como método anticonceptivo

Amamantar a su bebé recién nacido suele detener la ovulación, por lo que es poco probable que se quede embarazada. Pero dado que no es infalible, tenga en cuenta estos factores:

  • Que el único alimento que recibe su bebé sea la leche materna. Si complementa la lactancia con biberones de leche artificial o leche materna extraída, la lactancia como método anticonceptivo es menos eficaz.
  • No deben pasar más de cuatro horas entre tomas de pecho durante el día o seis horas durante la noche.
  • Su bebé tiene menos de seis meses y su periodo no ha reiniciado.

Si cumple con estos criterios, la lactancia materna es eficaz entre el 90 % y el 98 % para prevenir el embarazo. Pero es pesado para una mamá primeriza y pierde eficacia si no cumple con estos requisitos, lo que puede suceder cuando su bebé empiece a dormir más o si vuelve al trabajo.

Mito #3: No debe usar la píldora si está amamantando a su recién nacido

Las píldoras anticonceptivas son compatibles con la lactancia. Las hormonas del parche anticonceptivo pueden reducir el flujo de leche.

Algunos métodos anticonceptivos pueden aumentar el riesgo de una TVP (trombosis venosa profunda) en las primeras semanas después del parto. Una TVP es un coágulo de sangre en los vasos sanguíneos profundos del cuerpo.

Debido a estos factores, espere de cuatro a seis semanas después del parto antes de empezar a tomar la píldora u otro anticonceptivo hormonal combinado. Eso permite que haya tiempo suficiente para que su leche se estabilice. El riesgo de sufrir una TVP también disminuye en las semanas posteriores al parto.

Mito #4: Si utiliza un DIU, ya no podrá embarazarse más adelante

Un DIU (o dispositivo intrauterino) es un dispositivo de plástico en forma de T que utiliza cobre u hormonas para evitar que se unan el óvulo y el esperma. Los DIU son un método anticonceptivo seguro y eficaz que su médico puede insertar en cualquier momento después del parto. Dependiendo del tipo de DIU, puede evitar el embarazo hasta por 10 años.

Los DIU no modifican ni dañan el útero, y son infrecuentes las complicaciones graves. Su médico puede retirarlo fácilmente cuando quiera embarazarse: la fertilidad vuelve inmediatamente.

Mito #5: Para las nuevas mamás es más seguro seguir con los métodos anticonceptivos naturales después del parto

Los métodos anticonceptivos naturales se enfocan en reconocer cuándo es usted fértil para evitar las relaciones sexuales en esos días. Por ejemplo:

  • Utilizar el método del calendario para evitar las relaciones sexuales durante los días de fertilidad.
  • Monitorear el moco cervical para determinar cuándo es fértil. Evite el coito cuando sea transparente, resbaladizo y elástico.
  • Utilizar la lactancia materna exclusiva y frecuente como método anticonceptivo.

Si se hace correctamente, el control natural de la natalidad puede ser eficaz. Pero falla en el 24 % de los casos, según StatPearls. No solo son más eficaces otras formas de control de la natalidad, sino que también son más seguras para usted y su siguiente bebé.

Después de dar a luz, los médicos recomiendan esperar seis meses (puede ser más en caso de cesárea o de otras circunstancias especiales) antes de volver a buscar quedar embarazada. Su cuerpo necesita ese tiempo para sanar y volver a su estado normal y saludable.

Si tiene preguntas sobre el control de la natalidad después del embarazo, lo mejor es que hable con su médico. Él o ella le podrá proporcionar información para ayudarle a elegir el método anticonceptivo que sea mejor y más seguro para usted.

Fuentes

American College of Obstetricians and Gynecologists. Postpartum Birth Control. Enlace

March of Dimes. How Long Should You Wait Before Getting Pregnant Again? Enlace

StatPearls [Internet] Natural Family Planning. Enlace

Acerca de UPMC Magee-Womens Hospital

For more than a century, UPMC Magee-Womens Hospital has provided high-quality medical care to women at all stages of life. UPMC Magee is long renowned for its services to women and babies, but also offers a wide range of care to men as well. Nearly 10,000 babies are born each year at Magee, and the hospital’s NICU is one of the largest in the country. The U.S. Department of Health and Human Services recognizes Magee as a National Center of Excellence in Women’s Health, and the Magee-Womens Research Institute is the largest research institute in the U.S. devoted exclusively to women’s health and reproductive biology.