[socialized placement="stick-left"]

Dormir, al igual que comer y beber, es una necesidad humana fundamental, pero una noche de descanso completo puede ser difícil de conseguir en el mundo actual, acelerado y con fechas límite.

Según el National Heart, Lung, and Blood Institute, la falta de sueño adecuado puede dañar gravemente sus habilidades para tomar decisiones, lo que lo pone en mayor riesgo de sufrir lesiones físicas. De hecho, la falta de sueño está relacionada con desastres prevenibles, como accidentes de aviación y de conducción, según el NHLBI.

Las personas con privación crónica de sueño tienen menos probabilidades de ser productivas y enfrentan un mayor riesgo de enfermedades cardiacas y renales, presión arterial alta, derrames cerebrales, obesidad y problemas de salud mental.

“El sueño es vital para todos los aspectos de nuestra salud: bienestar físico, mental y emocional”, dice John Rodaitis, DO, de Absolute Primary Care-UPMC. “Los cambios buenos y saludables en el estilo de vida pueden crear un impacto duradero en nuestra higiene del sueño y el bienestar general. Los cambios en el estilo de vida, como acostarse de forma rutinaria, levantarse a la misma hora por la mañana, hacer ejercicio todos los días, cambios saludables en la dieta y quitar pantallas, televisores, computadoras y teléfonos celulares, pueden ayudarnos a todos a dormir mejor”.

La American Academy of Sleep Medicine recomienda que los adultos duerman al menos siete horas por noche para tener una buena salud, pero un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de 2016 encontró que más de un tercio de los adultos estadounidenses no duermen tanto de manera regular.

Aquí le mostramos cómo saber si tiene falta de sueño y qué puede hacer para abordar sus síntomas.

¿Estoy privado de sueño? ¿Cuántas horas de sueño necesito?

Los patrones de sueño cambiarán a lo largo de su vida, y la cantidad de descanso nocturno que necesita varía desde la niñez hasta la edad adulta.

La American Academy of Sleep Medicine recomienda que los niños de 6 a 12 años duerman al menos nueve horas por noche, mientras que los adolescentes de 13 a 18 años deben dormir de 8 a 10 horas. Los adultos mayores de 18 años necesitan de 7 a 8 horas de sueño cada noche, dicen los investigadores.

Aunque las siestas pueden aumentar la energía a corto plazo, no brindan los beneficios para la salud de una noche de descanso completo. También pueden afectar el ritmo de sueño y vigilia del cuerpo y provocar trastornos del ritmo circadiano.

Los síntomas de la falta de sueño varían según la edad, pero los adultos a menudo experimentan pérdida de memoria, confusión y problemas para concentrarse. Es posible que se sienta más irritable de lo habitual o que se frustre con facilidad. Estos síntomas, a corto plazo, pueden conducir a problemas de conducción y un tiempo de respuesta lento. Los efectos a largo plazo incluyen presión arterial alta, obesidad y enfermedades del corazón.

Tipos de trastornos del sueño y causas de la privación del sueño

Incluso si cree que está durmiendo toda la noche, la calidad de ese sueño juega un papel fundamental en la regulación del reloj interno de su cuerpo, conocido como su ritmo circadiano.

Si se despierta con frecuencia durante la noche, se levanta temprano y no puede volver a dormir, o se da vueltas con frecuencia, es posible que sufra de un trastorno del sueño, según la American Academy of Sleep Medicine.

Las condiciones que pueden afectar los patrones de sueño incluyen narcolepsia, insomnio, terrores nocturnos, síndrome de piernas inquietas, apnea del sueño, sonambulismo y ronquidos.

De acuerdo con la National Sleep Foundation, su cuerpo necesita pasar por el movimiento ocular rápido, o sueño REM, y el sueño no REM para funcionar correctamente.

Entre los tipos de trastornos del sueño del ritmo circadiano, según la American Academy of Sleep Medicine, se encuentran:

  • Trastorno de la fase de sueño retrasada: cuando su ciclo de sueño estándar se retrasa dos horas o más, lo que hace que se despierte más tarde.
  • Trastorno avanzado de la fase del sueño: cuando su ciclo de sueño estándar se adelanta varias horas, lo que hace que se levante más temprano.
  • Trastorno de jet lag: cuando viajar a través de zonas horarias altera el ciclo de sueño estándar del cuerpo.
  • Trastorno del trabajo por turnos: cuando las horas de trabajo de una persona están programadas durante su ciclo estándar de sueño.
  • Ritmo irregular de sueño y vigilia: cuando el ciclo de sueño y vigilia de una persona se dispersa y se divide en una serie de siestas.

¿Que puedo hacer? ¿Cuándo debo ver a un médico?

Un diario de sueño puede ayudarle a determinar si está durmiendo lo suficiente. Los buenos hábitos de higiene del sueño, según los CDC, incluyen:

  • Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Crear un ambiente de dormitorio oscuro, relajante y con temperatura controlada quitando todos los dispositivos electrónicos antes de acostarse.
  • Evitar las comidas abundantes, la cafeína y el alcohol antes de acostarse.
  • Mantenerse activo durante el día y hacer el ejercicio adecuado.

Si estas sugerencias no funcionan y experimenta síntomas de pérdida crónica del sueño, puede ser momento de hablar con su médico. Un profesional médico puede sugerir desde cambios en el estilo de vida hasta medicamentos, según el National Center for Complementary and Integrative Health.

Los médicos del UPMC Sleep Medicine Center pueden ayudarlo a identificar la causa de sus problemas de sueño y ofrecerle una variedad de planes de tratamiento. Contacte al UPMC Sleep Medicine Center para obtener más información o hacer una cita.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]