[socialized placement="stick-left"]

La ansiedad es una parte normal y a veces saludable de la vida y todos la experimentamos en un momento u otro.

Sin embargo, para algunas personas, la ansiedad puede volverse crónica y problemática, interfiriendo en sus actividades diarias.

La definición del trastorno de ansiedad generalizada, o TAG, es una ansiedad y preocupación excesiva ante las tareas y actividades cotidianas que dura 6 meses o más.

Quienes padecen un trastorno de ansiedad generalizada sufren un miedo persistente que no puede controlarse fácilmente y que no parece tener un origen en concreto. Las personas con un trastorno de ansiedad pueden estar excesivamente preocupadas por cosas como la salud, la familia, el trabajo o las finanzas. Los motivos de su ansiedad pueden cambiar con el tiempo.

Síntomas del trastorno de ansiedad generalizada

La preocupación excesiva que se produce todos los días durante más de seis meses puede ser un signo de trastorno de ansiedad generalizada. Otros síntomas son:

  • Dificultad para controlar los sentimientos de ansiedad
  • Irritabilidad
  • Cansancio constante
  • Dolores de cabeza
  • Tensión muscular
  • Palpitaciones del corazón

Cómo se diagnostica el trastorno de ansiedad generalizada

No se conoce la causa exacta del trastorno de ansiedad generalizada, pero podría ser una combinación de genética, entorno y experiencias de vida.

Esta enfermedad solo puede ser diagnosticada por un profesional de la salud mental, que analizará sus síntomas y sus antecedentes familiares. Su terapeuta puede hacerle algunas preguntas sobre su ansiedad, como por ejemplo:

  • ¿Con qué frecuencia está presente?
  • ¿Ha estado presente durante seis meses o más?
  • ¿Interfiere con sus actividades diarias?
  • ¿Afecta su vida?

¿Es ansiedad o depresión?

El trastorno de ansiedad generalizada afecta a más de 6.8 millones de estadounidenses, y las mujeres tienen el doble de probabilidades de padecerlo que los hombres. Es una de las formas más comunes de enfermedad mental en los Estados Unidos.

El trastorno de ansiedad generalizada y la depresión son afecciones distintas, pero pueden compartir algunos síntomas similares, como el nerviosismo y la irritabilidad. Aunque es común que estos trastornos coincidan entre sí, es importante tener en cuenta que son afecciones distintas.

Tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada

La terapia, la psicoterapia y la medicación son las opciones más comunes de tratamiento para el trastorno de ansiedad. Su profesional de la salud mental puede ayudarle a encontrar la combinación de tratamiento adecuada para usted.

La psicoterapia puede incluir terapia conductual o terapia cognitiva conductual.

  • Terapia conductual: Trabajará con un terapeuta para identificar qué áreas de su vida están causando su ansiedad y le ayudará a desarrollar mecanismos para manejar esas áreas.
  • Terapia cognitivo-conductual: Trabajará con un terapeuta para aprender a cambiar su patrón de pensamiento en las áreas de su vida que le causan ansiedad.

Es importante saber que las personas que padecen el trastorno de ansiedad generalizada no pueden prevenir su enfermedad, pero sí pueden controlar sus síntomas. Hable con su médico si cree que sufre de ansiedad excesiva.

Visite el sitio web de Behavioral and Mental Health Services de UPMC para obtener más información.

Acerca de UPMC Western Behavioral Health

UPMC Western Psychiatric Hospital es un líder reconocido a nivel nacional en atención médica, investigación y educación. Es uno de los centros de atención psiquiátrica con base universitaria más importantes del país gracias a su integración con el Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. UPMC Western Psychiatric es el centro de UPMC Western Behavioral Health, una red de casi 60 programas comunitarios que ofrecen atención especializada en salud mental y adicciones a niños, adolescentes, adultos y las personas mayores en todo el oeste de Pensilvania.

[/socialized]