[socialized placement="stick-left"]

¿Su hijo pasa horas usando aplicaciones de redes sociales en su teléfono móvil, jugando videojuegos, viendo televisión o usando su laptop? Si es así, no está solo.

La American Academy of Pediatrics (AAP) informa que el uso general de los medios entre los adolescentes ha crecido exponencialmente en los últimos 10 años, especialmente con una mayor disponibilidad y uso de teléfonos móviles. Según Jessica C. Levenson, PhD, experta en sueño de niños y adolescentes en el UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh, muchos padres no imponen límites constantes a las horas diarias de uso de los medios por parte de sus hijos adolescentes, a pesar de las recomendaciones de la AAP.

La mayoría de los niños hacen multitasking de medios

De hecho, informes recientes sugieren que más de la mitad de los adolescentes se llevan sus teléfonos móviles a la cama y los mantienen encendidos mientras duermen, y más de un tercio informan que envían mensajes de texto después de acostarse. Al considerar el total de horas de uso de los medios a través de “multitasking de medios” (usar más de una fuente de medios a la vez), la exposición acumulada a los medios promedia alrededor de 23 horas por día entre los adolescentes.

Los altos niveles de exposición a los medios a veces pueden ser útiles. Además del valor de entretenimiento que los medios pueden proporcionar, los medios también pueden exponer a los adolescentes a nuevas ideas y eventos de actualidad, promover la participación comunitaria, facilitar la conexión con amigos y familiares a larga distancia y mejorar el acceso a las redes sociales.

Sin embargo, el uso de las redes sociales y otros medios pueden tener efectos negativos en varias áreas de la salud de los jóvenes. El impacto del uso de los medios de comunicación en el sueño es una preocupación porque la mayoría de los adolescentes no obtienen las ocho a 10 horas de sueño recomendadas por la National Sleep Foundation. Debido a que el sueño es fundamental para la salud y el bienestar, es importante identificar los factores que pueden estar contribuyendo a la falta de sueño de los adolescentes.

Cada vez hay más pruebas de que el uso de los medios tiene un impacto negativo en el sueño de los adolescentes; por ejemplo, enviar mensajes de texto por la noche se ha asociado con acostarse más tarde, menos tiempo en la cama y cansancio durante el día. El uso de los medios puede afectar el sueño al retrasar la hora de acostarse y desplazar el tiempo disponible para dormir, lo que contribuye a la activación mental que puede dificultar el quedarse dormido. La luz de dispositivos basados en pantallas también pueden retrasar el inicio del sueño.

Consejos para limitar el impacto de los medios en el sueño de su hijo

Aquí hay algunas ideas para minimizar el impacto que los medios tienen en el sueño de su hijo:

  • Cree, siga y ajuste un “plan familiar de uso de medios”: healthychildren.org recomienda que las familias creen este documento para abordar el tipo y la cantidad de uso de medios apropiado para cada niño. Dos componentes clave del plan son establecer un tiempo de apagado de los dispositivos electrónicos y discutir dónde se almacenarán los dispositivos electrónicos durante la noche.
  • Asegúrese de que los dispositivos multimedia estén almacenados y cargados fuera de la habitación del niño.
  • Establezca una rutina para la hora de acostarse que incluya una hora establecida por los padres (para los adolescentes mayores, establezca una hora para acostarse en colaboración con ellos). Las investigaciones sugieren que las horas de acostarse establecidas por los padres se asocian con que los adolescentes duerman más y se sientan mejor durante el día.
  • Eche un vistazo a esta calculadora de hora de acostarse para controlar el sueño.
  • Si su hijo usa su teléfono móvil como reloj despertador, considere invertir en un reloj despertador digital de la farmacia para que su teléfono no se quede junto a su cama por la noche.

¡Sea un buen ejemplo para sus hijos! Para modelar un sueño saludable y una buena gestión de los dispositivos, debe:

  • Guardar su teléfono móvil fuera de su dormitorio
  • Limitar el tiempo de uso de dispositivos multimedia
  • Aumentar el tiempo dedicado a las actividades físicas
  • Demostrar hábitos de sueño saludables

Fomente el uso saludable de los medios de comunicación y hábitos saludables de sueño para todos los miembros de su familia.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]