[socialized placement="stick-left"]

Una mañana, al despertar, siente los pechos sensibles y adoloridos. Se pregunta: ¿por qué me duelen los pechos y los siento pesados? ¿Podría ser un signo de cáncer de mama?

Si su único síntoma es el dolor de mamas, el cáncer es poco probable. Aunque el dolor en uno o ambos pechos es molesto, rara vez es un signo de una enfermedad grave.

Aun así, el dolor de mamas puede interferir en su bienestar diario. Siga leyendo para conocer las causas del dolor y sensibilidad en los senos y lo que puede hacer para aliviarlo.

Conceptos básicos sobre el dolor de senos

En un momento u otro, la mayoría de las mujeres se han preguntado: ¿por qué me duele el pecho?

Tenga por seguro que el dolor de senos es algo común. Incluso hay un nombre médico para ello: mastalgia. Se produce con mayor frecuencia como parte del ciclo menstrual.

El dolor de senos puede producirse en uno o en ambos senos. Puede ser un dolor sordo y lento o un dolor agudo y punzante.

Causas del dolor en los senos

Existen dos tipos principales de dolor mamario.

Dolor mamario cíclico

Es el dolor mamario que aparece y desaparece con el ciclo menstrual, el tipo más común de dolor mamario. Quizá sienta los senos hinchados, pesados y adoloridos al tacto en los días previos a la menstruación. El dolor puede disminuir una vez que comience su periodo.

En el caso del dolor mamario cíclico, el dolor tiende a ser sordo y a extenderse por toda la mama. Suele afectar a ambos senos.

Los cambios hormonales son los responsables del dolor mamario cíclico. Para la mayoría de las mujeres, este tipo de dolor mamario cesa con la menopausia.

Dolor mamario no cíclico

No todas las causas de dolor en los senos tienen que ver con la menstruación. El dolor mamario no cíclico tiene otras causas. Este tipo de dolor mamario puede sentirse como una sensación de quemazón o punzante, y suele afectar solo a un pecho.

Algunas causas de dolor mamario que no están relacionadas con su periodo son:

  • Un absceso mamario: una infección en el interior del pecho.
  • Un bra que no le queda bien: sobre todo si tiene los pechos pesados, un brasier que no le da apoyo o que le queda mal puede desencadenar dolores.
  • Cafeína: ¿sabía que la cafeína puede ser a veces la causa de los dolores mamarios? Aunque la cafeína no es perjudicial para los senos, disminuir su consumo de cafeína (como el café y el chocolate) a veces puede aliviar el dolor de senos.
  • Lesión: una lesión en el delicado tejido de la mama o en las zonas circundantes puede causar dolor de mamas.
  • Mastitis: una infección de la mama, normalmente causada por un conducto lácteo obstruido en las madres que están lactando.
  • Cirugía previa en la mama: algunas mujeres que se han sometido a una cirugía mamaria tienen un dolor persistente durante meses o incluso años.
  • Embarazo: el dolor mamario (normalmente en ambos pechos) puede ser un signo temprano de que está embarazada.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos: como las píldoras anticonceptivas y los antidepresivos.

Cómo tratar el dolor de senos en casa

Existen tratamientos y estrategias que puede probar en casa para aliviar el dolor en los pechos.

  • Consiga un bra de ajuste adecuado y que le dé soporte.
  • Tome analgésicos antiinflamatorios de venta libre, como el ibuprofeno, según sea necesario.
  • Aplique compresas calientes o frías para calmar los dolores.
  • Si las píldoras anticonceptivas le están causando dolor en los senos, cambie de método anticonceptivo (por supuesto, consulte primero con su médico).
  • Evite los productos con cafeína.

¿Cuándo debo acudir al médico por el dolor de mamas?

La mayoría de los dolores mamarios no son graves. Sin embargo, debe acudir al médico si los siguientes síntomas acompañan al dolor de mamas:

  • Un bulto en el pecho que no desaparece después de la menstruación.
  • Secreción del pezón, ya sea sanguinolenta o transparente.
  • Un nuevo abultamiento acompañado de dolor.
  • Signos de embarazo.
  • Fiebre y/o escalofríos.
  • Enrojecimiento o hinchazón en la zona adolorida, que podría ser signo de infección.
  • Dolor continuo que no desaparece después de dos semanas.
  • Enrojecimiento de la piel del pecho que parece una erupción, con poros dilatados y piel gruesa. Esto podría ser un signo de cáncer de mama inflamatorio.
  • Dolor que sigue empeorando incluso después de tomar analgésicos de venta libre.

Si tiene un bulto en la mama junto con el dolor, su médico puede ordenar las siguientes pruebas para saber más o descartar el cáncer de mama.

  • Una mamografía: una radiografía especial de las mamas.
  • Una ecografía de las mamas: en esta exploración se utilizan ondas sonoras para formar una imagen de cualquier posible abultamiento.
  • Una biopsia de mama: en este procedimiento ambulatorio, su médico extraerá quirúrgicamente parte del tejido de la mama. Los especialistas en el laboratorio lo examinarán bajo el microscopio para ver si es normal.

Consulte siempre a su médico si tiene alguna duda sobre la salud de sus mamas.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]