[socialized placement="stick-left"]

Cuando a alguien se le diagnostica un cáncer de pulmón, sus hábitos de tabaquismo suelen ser objeto de escrutinio por parte de familiares, amigos y conocidos.

Aunque fumar tabaco sigue siendo la principal causa de cáncer de pulmón en Estados Unidos —responsable de entre el 80 % y el 90 % de las muertes relacionadas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos—, entre el 10 % y el 20 % de los pacientes con cáncer de pulmón no han fumado nunca.

Eso supone entre 20,000 y 40,000 estadounidenses que nunca han fumado y que son diagnosticados con diferentes tipos de cáncer de pulmón cada año.

“Y probablemente estemos subestimando esa cifra”, dice el Dr. Timothy Burns, MD, PhD, oncólogo médico de UPMC Hillman Cancer Center. “Hay pacientes que fuman y contraen un cáncer de pulmón no relacionado con el tabaquismo, al igual que hay pacientes que beben, pero adquieren una insuficiencia hepática por un virus”.

Profesor asociado de medicina en la Universidad de Pittsburgh e investigador de las terapias dirigidas al cáncer de pulmón, el Dr. Burns espera mejorar las terapias dirigidas para los pacientes que desarrollan una resistencia a los tratamientos.

Cáncer de pulmón “sin fumar”: Comprenda los factores de riesgo

El cáncer de pulmón de los “nunca fumadores” sería uno de los diez cánceres más comunes en Estados Unidos si los investigadores separaran estos casos de los relacionados con el tabaquismo, afirma el Dr. Burns.

Aproximadamente entre el 60 % y el 70 % de los nunca fumadores a los que se les diagnostica la enfermedad padecen un tipo de cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) llamado adenocarcinoma, que se desarrolla en las glándulas que recubren los órganos.

Además del humo del cigarrillo, los antecedentes de enfermedades pulmonares y los factores ambientales pueden aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. Según la American Lung Association, estos incluyen la exposición a sustancias como:

  • El gas radón
  • El asbesto
  • La contaminación del aire

El radón es la principal causa de cáncer de pulmón entre los no fumadores, según estimaciones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

Cuando este gas inodoro y radiactivo se concentra en el interior de las viviendas construidas en suelos con depósitos naturales de uranio, puede ser mortal. El Departamento de Protección Ambiental de Pensilvania calcula que aproximadamente el 40 % de los hogares de este estado tienen niveles de radón superiores a las directrices de actuación de la EPA.

Los pacientes con cáncer de pulmón que nunca han fumado tienen más probabilidades de presentar síntomas, dice el Dr. Burns, porque a menudo se les examina más tarde que a los fumadores de alto riesgo.

“Disponemos de tomografías computarizadas (TAC) para poder detectarlo en una fase más temprana entre los fumadores”, dice. “Los síntomas que asociamos con un cáncer de pulmón más avanzado, como la tos, la falta de aire, el dolor en el pecho y la pérdida de peso, suelen ser más comunes en el cáncer avanzado”. Las pruebas de detección con TAC no están aprobadas para los no fumadores, lo cual hace muy difícil la detección porque esencialmente tendríamos que examinar a toda la población.”

Pruebas y tratamiento para el cáncer de pulmón para los no fumadores

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, las pruebas de detección del cáncer de pulmón solo se recomiendan actualmente a los adultos (de 50 a 80 años), a los fumadores de toda la vida o a las personas que han dejado de fumar en los últimos 15 años. Para las personas que tienen menos probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón, los riesgos asociados a los TAC de baja dosis pueden ser mayores que los beneficios.

“No tenemos una buena forma de detectar un cáncer relativamente común entre los que nunca han fumado”, dice el Dr. Burns.

Los pacientes con cáncer de pulmón disponen de diversas opciones de tratamiento en el UPMC Hillman Cancer Center, como la extirpación del tumor, la radiación, los medicamentos contra el cáncer y otras terapias dirigidas.

Los pacientes nunca fumadores con cáncer de pulmón pueden someterse a cirugía, quimioterapia y terapia génica dirigida para tratar las mutaciones de tumores encontrados. Estos fármacos anticancerosos pueden alargar por años las posibilidades de supervivencia de una persona, afirma el Dr. Burns.

“Con las terapias dirigidas, a algunos de estos pacientes no fumadores les puede ir mucho mejor que a otros pacientes fumadores con cáncer de pulmón”, afirma. “Los tumores suelen ser menos complejos, lo que significa que no tienen tantas mutaciones como los cánceres de pulmón asociados al tabaquismo”.

“Esto es especialmente crucial para las personas con un cáncer de pulmón avanzado que se ha extendido”, dice.

“El treinta y cinco por ciento de nuestros pacientes con cáncer de pulmón metastásico necesitarán una terapia dirigida”, afirma el Dr. Burns. “Con ellas, pueden esperar que el tumor se reduzca, y a veces no progresará durante años. De hecho, hay un tipo de cáncer de pulmón llamado ALK positivo en el que la tasa de supervivencia global a cinco años es del 62 %.”

Para tener una perspectiva, el Dr. Burns dice que la media de supervivencia de alguien con cáncer de pulmón metastásico es de 12 a 14 meses. “Por lo tanto, encontrar estas alteraciones genéticas y tratarlas adecuadamente puede alargar su vida por años”, añade.

Para obtener más información sobre el cáncer de pulmón o el UPMC Hillman Cancer Center, llame al 412-623-5864 or visite nuestro sitio web.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]