[socialized placement="stick-left"]

La transición de la adolescencia a la edad adulta está llena de cambios. Uno de esos cambios es la transición de acudir con un pediatra a un médico especialista en adultos.

“La transición a la edad adulta es multifacética y no solo existe en el cuidado de la salud”, dice Traci M. Kazmerski, MD, MS, neumóloga pediátrica e investigadora de servicios de salud en la División de Medicina para Adolescentes y Adultos Jóvenes del UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh. Los adultos jóvenes están en transición educativa o vocacional, legal, social y emocional simultáneamente. Como proveedores médicos, debemos reconocer que la transición de la atención médica no ocurre en el vacío y tenemos que ayudar a nuestros pacientes a recorrer la transición de la atención pediátrica a la de adultos“.

Cuándo hacer la transición de la atención pediátrica a la de adultos

La relación paciente/proveedor es especial. La confianza entre el paciente y el médico se desarrolla con el tiempo, especialmente cuando se trata de niños pequeños. Del mismo modo, a medida que sus hijos crecen, la transición de la atención pediátrica a la de adultos no es algo que deba suceder de la noche a la mañana.

Como padres, este proceso debe comenzar cuando los niños están en la etapa previa a la adolescencia, ayudando a su hijo a comprender mejor sus propias condiciones médicas, medicamentos o alergias.

“La transición es un proceso que comienza en la adolescencia temprana al asociarse con pacientes y familias para prepararlos para la atención de adultos”, dice el Dr. Kazmerski. “La buena comunicación entre pacientes y proveedores, así como entre los sistemas de atención pediátrica y de adultos, es clave en toda la transición.”

Got Transition, el centro nacional de recursos para la transición de la atención médica (HCT) financiado con fondos federales, tiene recursos sobre el tiempo de transición de la atención médica, incluido un cronograma de transición de muestra para padres y cuidadores.

Cuando un niño cumple 18 años, es legalmente responsable de su propio cuidado y, a menos que el joven adulto esté de acuerdo, los padres no pueden acceder a la información médica ni asistir a las visitas al médico. Fomentar la participación temprana en su propio cuidado les ayuda a sentirse más cómodos tomando sus propias decisiones cuando llegue el momento.

¿Cómo pueden ayudar los padres con la transición de la atención médica?

Una vez que su adolescente comprenda sus propias necesidades médicas, el Dr. Kazmerski dice que está bien dejar que tenga independencia en las visitas al médico.

Durante la cita

“Lo más importante que pueden hacer los padres para facilitar la transición es animar a sus hijos adolescentes a que se hagan cargo de su propia salud”, dice. “A partir de los 13 años, aproximadamente, se recomiendan las visitas por su cuenta (sin los padres en la habitación) para permitir que los adolescentes se sientan cómodos en la clínica”.

Si su adolescente aún no se siente cómodo con una visita completamente por su cuenta, hay otras formas de empoderarlo durante una visita al médico.

“Las visitas por su cuenta pueden ayudar a mejorar la autoeficacia en la comunicación entre el paciente y el proveedor, pero simplemente ‘entregar la visita’ al adolescente o adulto joven también puede ser eficaz”, dice el Dr. Kazmerski.

Fuera de la oficina del doctor

Ser proactivo en sus propias visitas al médico es impactante, pero no es la única manera de ayudar a un niño a ganar confianza en el manejo de sus propias necesidades médicas.

Aprender más sobre cualquier medicamento que puedan estar tomando es igualmente importante. Esto no solo incluye instrucciones sobre cómo y cuándo tomarlos, sino también cosas que los padres pueden dar por sentado, como cómo volver a surtir una receta.

Además de llamar y reabastecer recetas, los adolescentes también pueden aprender cómo y cuándo programar citas con el médico.

Otras formas de ayudar a sus hijos adolescentes con la transición de la atención médica:

  • Haga que su adolescente lleve consigo su propia tarjeta de seguro.
  • Informe a su hijo adolescente sobre su cobertura de seguro y ayúdelo a entender cómo funciona.
  • Repase una lista de preguntas que su hijo adolescente debe responder con su médico antes de una visita.
  • Trabaje con su adolescente y su médico para hacer y compartir un resumen médico.
  • Anime a su hijo adolescente a pedir ayuda a su médico actual para encontrar un nuevo médico.
  • Asegúrese de que entiendan cómo comprobar si un nuevo médico potencial está cubierto por su seguro.

Pacientes con necesidades especiales de atención médica

No todos los planes de transición tienen el mismo aspecto. Algunos niños con necesidades especiales de atención médica pueden necesitar un plan de transición único.

Una opción para los jóvenes con necesidades especiales de atención médica se llama Progressive Evaluation & Referral Center (Centro de Evaluación y Referencia Progresiva o PERC). PERC es una clínica dentro de otra clínica a través de la General Internal Medicine Office (GIMO) de UPMC para pacientes con múltiples afecciones médicas complejas, dependencia tecnológica desde la infancia (p. ej., ventilador, alimentación por sonda, silla de ruedas, etc.) y/o discapacidades intelectuales o del desarrollo.

Comunicación entre proveedores

La transición de la atención médica no depende únicamente del paciente y su familia. Los proveedores pediátricos también desempeñan un papel importante en garantizar una transferencia sin problemas a sus sucesores.

“Los proveedores pediátricos a menudo brindan un resumen a los proveedores adultos para crear la mejor transición”, dice el Dr. Kazmerski. “Estos resúmenes les permiten a los proveedores adultos comprender la salud y el bienestar del paciente y conocerlos un poco antes de la primera visita. Además, el registro médico electrónico (EMR, por sus siglas en inglés) a menudo permite a los proveedores adultos ver notas, estudios y análisis de laboratorio de visitas anteriores en todo el sistema UPMC”.

La cooperación entre proveedores tampoco termina ahí. Los médicos pediátricos del sistema UPMC están disponibles para responder las preguntas de su nuevo proveedor, incluso después de la transición. Esto crea la mejor atención posible de su equipo médico.

Programa de atención de transición de adolescentes a adultos en UPMC Children’s Hospital

El Adolescent to Adulthood Transition Care Program (Grupo de Trabajo de Transición) de UPMC Children’s está trabajando para mejorar el proceso de transición a la atención médica para adultos para todos los pacientes y sus familias.

Establecido en 2017, el Grupo de Trabajo de Transición se asocia con proveedores de atención médica para adultos y pediátricos, prácticas de atención primaria, organizaciones comunitarias y grupos de pacientes para:

  • Educar a los pacientes, las familias y los proveedores relacionados con la atención de transición.
  • Optimizar la atención clínica para mejorar la preparación para la transición y la transferencia a proveedores para adultos.
  • Investigar estrategias efectivas para medir y mejorar la transición.
  • Abogar para garantizar que se priorice la atención de transición.

El objetivo es equipar a todos los pacientes y familias con las habilidades que necesitan para manejar su salud a medida que ingresan a la edad adulta.

Para programar una cita para analizar la transición a la atención de adultos o si tiene preguntas generales, llame al 412-692-6677, deje un mensaje en la opción de enfermería y alguien le devolverá la llamada.

Fuentes

https://www.gottransition.org/resource/?hct-timeline-parents-caregivers

https://www.chp.edu/our-services/aya-medicine/transition

https://www.chp.edu/our-services/aya-medicine/integrated-care

https://www.gottransition.org/youth-and-young-adults/

https://www.gottransition.org/resource/?hct-questions-ask-doctor-youth

Interview with Traci M. Kazmerski, MD, MS, Assistant Professor at the University of Pittsburgh School of Medicine in the Department of Pediatrics and Division of Adolescent and Young Adult Medicine Adolescents.

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.

[/socialized]