En la actualidad, los obstetras y los pediatras examinan a todas las nuevas madres en sus primeras citas tras el nacimiento de su bebé para detectar signos de depresión postparto (DPP) .

Sin embargo, la idea de que los nuevos padres también pueden experimentar DPP ha pasado desapercibida y la investigación sobre el tema es limitada. Pero no es raro que los nuevos papás muestren signos de DPP paterna y sus síntomas a menudo no se diagnostican.

La doctora Eydie Moses-Kolko, psiquiatra del Behavioral Health Clinic en el UPMC Magee-Womens Hospital, atiende a las nuevas madres con DPP en su consulta, dentro de la oficina de Magee’s Womancare Ob-Gyn en Wexford, Pennsylvania. Dirige el programa de Tratamiento Especializado para Madres Recientes y Futuras (New and Expectant Mothers Specialized Treatment, NEST), un programa intensivo de tratamiento ambulatorio para mujeres embarazadas y hasta un año después del parto. Muchas pacientes de NEST han tenido un historial de depresión antes o durante sus embarazos, lo que las pone en mayor riesgo de padecer DPP.

La depresión postparto en los
padres usualmente pasa desapercibida

“De las nuevas mamás que veo en el programa NEST, al menos la mitad de sus parejas masculinas muestran signos de depresión u otros problemas de salud mental”, dice la Dra. Moses-Kolko. “Dado que las citas de seguimiento se centran en la madre y en el bebé, y dado que los síntomas de depresión de los nuevos padres pueden no reconocerse por lo que son; es posible que hayan muchos más casos de depresión postparto en hombres no diagnosticados”.

Según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association, la DPP paterna se da en el 10 % de los hombres entre el primer trimestre y el primer año después del parto, y la tasa más alta se da entre los tres y los seis meses posteriores al parto. Basándose en el número anual de nacimientos en los Estados Unidos, eso se traduce en unos 400,000 padres con DPP paterna cada año.

Lo que hace más difícil el diagnóstico es el hecho de que los hombres suelen ser educados para restar importancia a las emociones en una cultura de masculinidad, por lo que pueden no admitir que están lidiando con problemas de depresión. Además, muchos hombres no son tan conscientes de sus sentimientos y a veces no pueden identificar exactamente lo que les pasa. Por consecuencia, muchos hombres no informan de estos sentimientos a su médico y no buscan ayuda en ningún momento.

Traer a casa un nuevo bebé es un acontecimiento vital estresante que cambia la dinámica de un hogar y afecta a todos los que lo componen. Las relaciones con la pareja, los padres, otros hijos, compañeros de trabajo e incluso con los amigos cambia drásticamente.

Hay otros factores que se suman a la agitación emocional y social de un nuevo bebé, como la falta de sueño, los problemas financieros, el cuidado de un bebé enfermo o prematuro, la vuelta al trabajo y el propio estado de ánimo de la madre.

Síntomas de DPP paterna

Aunque los síntomas de la DPP para las nuevas mamás y los nuevos papás suelen ser similares, se revelan de diferentes maneras. Los síntomas comunes de la DPP son:

  • Estado de ánimo deprimido
  • Falta de interés por las cosas
  • Baja energía
  • Falta de sueño o demasiado sueño
  • Cambios en el apetito
  • Poca concentración
  • Bajo deseo sexual
  • Ansiedad
  • Sentimientos de culpa
  • Sentimientos de desesperanza
  • Pensamientos suicidas

Estos síntomas son expresados de manera diferente entre los nuevos padres y las nuevas madres. “Definitivamente hay matices en la forma en que los hombres y las mujeres expresan los signos de depresión basados en su género “, añade la Dra. Moses-Kolko. “Mientras que las mujeres pueden mostrarse emotivas y alteradas, los hombres pueden enojarse o evitar la situación trabajando más o consumiendo alcohol y sustancias”.

Los hombres expresan la DPP de
forma diferente

Entre las expresiones que podrían indicar una DPP en los hombres se encuentran:

  • Agresividad o ira, como perder los estribos o el control más fácilmente
  • Ansiedad, estrés o incapacidad para relajarse
  • Aumento del consumo de alcohol o drogas para escapar del estrés
  • Ausencia emocional, como no poner atención o no estar presente en el momento
  • Ausencia física o evasión, como trabajar muchas horas o permanecer fuera de casa
  • Considerar la posibilidad de autolesionarse
  • Violencia ocasional, como golpear una pared

La importancia del tratamiento

Si reconoce alguno de estos síntomas o expresiones en usted o en su pareja, no lo ignore.

Llame a su médico de cabecera para describir lo que siente. La terapia individual y de grupo puede ser muy eficaz para ayudar a los padres a afrontar la DPP paterna.

“Los grupos de apoyo solo para hombres son una forma útil para que los padres hablen de lo que están experimentando en un entorno sin prejuicios”, dice la dra. Moses-Kolko. “Es beneficioso que los nuevos papás tengan un tiempo para su autocuidado y para fortalecer la relación con su pareja, por lo que es importante que busquen apoyo de los amigos y familiares. Por ejemplo, en el cuidado de los niños, la limpieza o la provisión de comida.”

Tomar medidas para mejorar su salud mental no solo es importante para los nuevos papás. Los estudios demuestran que los hijos probablemente tendrán también una mejor salud mental y desarrollo emocional a corto y largo plazo.

Padres más sanos = niños más
sanos

“Los estudios han demostrado una relación entre la DPP de un padre y el temperamento difícil de su hijo”, dice la Dra. Moses-Kolko. “Los hijos mayores de padres con DPP mostraron mayores signos de interiorización, como la ansiedad y los dolores de estómago; y de exteriorización, como un mal comportamiento o rebeldía. Cuando estos niños llegaron a la adolescencia y durante sus primeros años de edad adulta, ellos mismos tuvieron mayores tasas de depresión, de escaparse de casa y manifestaron otros comportamientos problemáticos.”

Es evidente que la salud mental de los padres tiene importantes implicaciones en la vida y la salud mental de sus hijos. Es necesario investigar más sobre la DPP paterna y desarrollar mejores pruebas para detectarla. Esperamos lograr esto en un futuro cercano, a medida que aumente la concienciación sobre el tema.

Fuentes

N/A

Acerca de UPMC Magee-Womens Hospital

For more than a century, UPMC Magee-Womens Hospital has provided high-quality medical care to women at all stages of life. UPMC Magee is long renowned for its services to women and babies, but also offers a wide range of care to men as well. Nearly 10,000 babies are born each year at Magee, and the hospital’s NICU is one of the largest in the country. The U.S. Department of Health and Human Services recognizes Magee as a National Center of Excellence in Women’s Health, and the Magee-Womens Research Institute is the largest research institute in the U.S. devoted exclusively to women’s health and reproductive biology.

Acerca de UPMC Western Behavioral Health

UPMC Western Psychiatric Hospital es un líder reconocido a nivel nacional en atención médica, investigación y educación. Es uno de los centros de atención psiquiátrica con base universitaria más importantes del país gracias a su integración con el Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. UPMC Western Psychiatric es el centro de UPMC Western Behavioral Health, una red de casi 60 programas comunitarios que ofrecen atención especializada en salud mental y adicciones a niños, adolescentes, adultos y las personas mayores en todo el oeste de Pensilvania.