[socialized placement="stick-left"]

Descargo de responsabilidad: En UPMC HealthBeat nos esforzamos por brindar los datos más actualizados en nuestros artículos cuando los publicamos. También actualizamos nuestro contenido a medida que cambia la información. Sin embargo, la educación sobre el COVID-19 puede cambiar rápidamente en función de nuevos datos, variantes emergentes u otros factores. La información en este artículo era precisa en su fecha de publicación. También lo alentamos a que visite otros sitios web confiables para obtener información actualizada, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y sus gobiernos estatales y locales.

La vacuna COVID-19 puede afectar el ciclo menstrual de la mujer —pero esos cambios son temporales y menores—.

Los investigadores descubrieron que la vacuna puede alargar temporalmente el ciclo menstrual en aproximadamente un día. Eso significa que el ciclo, o el tiempo entre periodos, puede durar unos 29 días en lugar de 28.

“Demuestra que no hay nada de qué alarmarse”, dice la doctora Julie Ríos, una especialista en reproducción y fertilidad de UPMC Magee-Womens Hospital que no participó en el estudio. “Aunque estamos viendo una diferencia de un día, es temporal. Y no cambia la capacidad de la mujer para quedarse embarazada”.

Analizando los datos del ciclo menstrual

Los resultados del estudio, financiado por Los National Institutes of Health, fueron publicados en la revista Obstetrics and Gynecology en enero de 2022.

Los investigadores analizaron los datos de casi 4.000 mujeres de entre 18 y 45 años sobre la duración del ciclo menstrual introducidos en una aplicación de seguimiento de la fertilidad. Los investigadores analizaron los datos del ciclo menstrual de cada participante durante seis meses. Compararon la duración del ciclo menstrual (tiempo entre sangrados) y la menstruación (días de sangrado).

Más de la mitad de las mujeres estaban vacunadas y el resto no lo estaban. En el caso de las que estaban vacunadas, los investigadores compararon los datos de tres ciclos menstruales antes y después de recibir la vacuna COVID-19.

El estudio demostró que:

  • Las mujeres que recibieron la vacuna COVID-19 tuvieron un
    aumento de menos de un día en la duración de su ciclo menstrual.
  • Las que recibieron la primera y la segunda vacuna durante el
    mismo ciclo menstrual experimentaron un aumento de dos días en la duración de
    su ciclo menstrual.
  • Todos los cambios fueron temporales y estuvieron dentro del
    rango normal.
  • Las vacunas no tuvieron ningún impacto en el número de días
    de sangrado menstrual de las mujeres.

Cambios normales del ciclo menstrual

Un ciclo menstrual normal es de 25 a 35 días, con una media de 28 días, dice la Dra. Ríos. Aunque el estudio muestra que las vacunas COVID-19 tuvieron un efecto temporal en la duración del ciclo, un cambio de uno o dos días se considera normal.

“Las mujeres siguen teniendo periodos saludables. La vacuna COVID no está afectando a la fertilidad”, afirma la Dra. Ríos.

Los investigadores no están seguros de por qué se producen estos cambios. Pero la Dra. Ríos señala que cualquier tipo de estrés físico o emocional en el cuerpo puede afectar al ciclo menstrual. “Los ligeros cambios confirmados en el estudio probablemente se deben a la fiebre y a otros efectos secundarios derivados de la respuesta inmunitaria del organismo a la vacunación”, afirma.

“Sabemos que el estrés puede afectar al ciclo menstrual de diversas maneras. Pero en este caso, vuelve a la normalidad”, dice.

Por qué es importante vacunarse

La Dra. Ríos dice que los beneficios de la vacunación contra el COVID-19 son claros. Anima a todas las mujeres —especialmente a las que están embarazadas o quieren quedarse embarazadas— a vacunarse.

Las mujeres embarazadas no vacunadas que contraen COVID tienen peores resultados. Tienen más probabilidades de ser ingresadas en un hospital y en cuidados intensivos, de ser conectadas a un respirador artificial y de tener un mayor riesgo de nacimiento de un bebé muerto y de muerte materna”, afirma.

“Como especialista en fertilidad, la mayor pregunta que recibo sobre la vacuna es: “¿Voy a poder quedarme embarazada?” dice la Dra. Ríos.

“Las animo a que se vacunen porque no va a afectar a su capacidad de quedarse embarazadas y podría protegerlas para que tengan un embarazo más saludable”.

Para obtener más información, vea la discusión en mesa redonda en la que expertos de UPMC Magee-Womens Hospital responden a preguntas sobre la seguridad de la vacuna COVID antes y durante el embarazo.

Acerca de UPMC Magee-Womens Hospital

For more than a century, UPMC Magee-Womens Hospital has provided high-quality medical care to women at all stages of life. UPMC Magee is long renowned for its services to women and babies, but also offers a wide range of care to men as well. Nearly 10,000 babies are born each year at Magee, and the hospital’s NICU is one of the largest in the country. The U.S. Department of Health and Human Services recognizes Magee as a National Center of Excellence in Women’s Health, and the Magee-Womens Research Institute is the largest research institute in the U.S. devoted exclusively to women’s health and reproductive biology.

[/socialized]