Tener deficiencia de hierro significa que el cuerpo tiene muy poco hierro. Esta es una de las principales causas de la anemia, una enfermedad por la que no se pueden producir suficientes glóbulos rojos sanos. Si se siente agotado, quizá se pregunte: “¿No tendré anemia?”

Si su médico sospecha anemia, querrá analizar sus niveles de glóbulos rojos y de hierro.

A continuación, lo que debe saber sobre la anemia por deficiencia de hierro, cómo prevenirla y cómo tratarla.

¿Qué es la deficiencia de hierro?

El hierro es un mineral esencial que se obtiene a través de la dieta o suplementos, de ser necesario. El cuerpo necesita suficiente hierro para el crecimiento adecuado, el desarrollo del cerebro y la producción de ciertas hormonas.

El trabajo más importante del hierro es producir glóbulos rojos sanos. Estos constituyen un componente esencial de la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos responsable de transportar el oxígeno por el cuerpo. Dado que todos los órganos necesitan oxígeno para funcionar, una deficiencia de hierro puede tener efectos generalizados.

La anemia por deficiencia de hierro se desarrolla cuando los niveles de hierro son demasiado bajos. Si no se trata una deficiencia de hierro, puede causar problemas más graves como:

  • Retrasos en el desarrollo de los niños
  • Complicaciones en el embarazo
  • Infecciones
  • Problemas cardiacos

El cuerpo almacena la mayor parte del hierro en la hemoglobina de los glóbulos rojos. Por ello, un signo de deficiencia de hierro es un nivel bajo de hemoglobina. En su muestra de sangre también podría tener un hematocrito bajo, es decir, un porcentaje bajo de glóbulos rojos.

Síntomas de la deficiencia de hierro

Quizá no note los síntomas de la deficiencia de hierro si su nivel de hierro es solo ligeramente bajo. Pero los síntomas empeoran a medida que el nivel de hierro baja y la anemia empeora.

Estos son algunos signos y síntomas de la anemia:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Dolores de cabeza
  • Escalofríos
  • Dificultad para respirar, especialmente si se está activo
  • Mareos o desmayos
  • Latidos rápidos del corazón
  • Palpitaciones en los oídos
  • Uñas quebradizas o pérdida de cabello

La deficiencia de hierro comienza sin anemia, pues suele producirse lentamente, por lo que los síntomas se desarrollan con lentitud. Es fácil pasarlos por alto o confundir los síntomas de la deficiencia de hierro con otras enfermedades. Hable con su médico sobre estos síntomas, especialmente si están empeorando.

Causas de la deficiencia de hierro

La deficiencia de hierro es relativamente común, especialmente entre los niños pequeños y las mujeres en edad reproductiva. Los niveles de hierro pueden disminuir si no obtiene suficiente hierro a través de la dieta. Estos otros factores pueden aumentar aún más el riesgo de padecer anemia por deficiencia de hierro:

  • Embarazo. Durante el embarazo aumenta el volumen de sangre, por lo que necesita hierro adicional para producir más glóbulos rojos sanos.
  • Pérdida de sangre. Perder demasiada sangre a causa de periodos menstruales abundantes, cirugías o hemorragias en el tracto gastrointestinal provoca niveles bajos de hierro. También puede perder demasiada sangre si dona sangre con frecuencia.
  • Ciertas enfermedades. Las enfermedades renales, el cáncer o las enfermedades autoinmunes, como el lupus, pueden reducir los niveles de glóbulos rojos.
  • Problemas para absorber el hierro de su dieta. Ciertos medicamentos y enfermedades crónicas, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad celíaca o la insuficiencia cardiaca pueden dificultar la absorción del hierro.

Si tiene anemia debido a una enfermedad crónica, es fundamental que trabaje con su equipo médico, quienes pueden identificar y tratar la causa principal.

Cómo prevenir y tratar la deficiencia de hierro

La mayoría de las personas sanas pueden mantener niveles normales de hierro comiendo muchos alimentos ricos en hierro. Intente añadir a su dieta una variedad de estos alimentos ricos en hierro:

  • Cereales fortificados con hierro (los que aportan el 100% del valor diario de hierro por ración)
  • Frijoles (blancos, de riñón, garbanzos, lentejas)
  • Carne roja, de ave o de pescado
  • Tofu
  • Verduras de hoja verde (espinacas, col rizada)
  • Chícharos
  • Papas al horno
  • Chocolate amargo
  • Nueces de la India
  • Pasas
  • Pan integral

Un nutriólogo profesional puede ayudarle a planificar una dieta saludable con más alimentos ricos en hierro. También puede añadir un suplemento multivitamínico o de mineral con hierro para prevenir la deficiencia de hierro.

La vitamina C le ayuda al cuerpo a absorber más hierro por la dieta. Intente combinar los alimentos ricos en hierro o el suplemento de hierro con estos alimentos ricos en vitamina C:

  • Naranjas o jugo de naranja
  • Toronjas o jugo de toronja
  • Fresas
  • Pimientos rojos dulces
  • Tomates

Si su nivel de hierro es muy bajo, el médico puede recomendarle un suplemento de hierro para corregir la anemia por deficiencia de hierro. “Tomar suplementos de hierro en días alternos, en lugar de todos los días, realmente mejora la absorción”, dice la Dra. Stacy Bartlett, de Squirrel Hill Family Medicine. Un suplemento de hierro proporciona bastante más hierro que un suplemento multivitamínico o mineral normal. Esto puede ayudar a aumentar sus niveles de hierro más rápidamente, y debería empezar a sentirse mejor en cosa de una semana.

Pregunte qué cantidad de hierro debe tomar y con qué frecuencia, ya que el exceso es perjudicial. Recuerde que no debe tomar suplementos de hierro a menos que su médico se lo recomiende.

Tomar pastillas de hierro puede tener efectos secundarios como:

  • Malestar estomacal
  • Náusea
  • Vómito
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Heces oscuras

Si los efectos secundarios del hierro son graves, hable con su médico. Quizá le recomiende una forma diferente de hierro que sea más benigna para con el estómago.

Algunas enfermedades pueden impedirle absorber el hierro de los alimentos o de los suplementos. En ese caso, el médico podría recomendarle transfusiones de hierro por vía intravenosa. El hierro administrado por vía intravenosa va directamente a la sangre, por lo que el tracto gastrointestinal no debe absorberlo.

Es posible que necesite una transfusión de sangre si la pérdida grave de sangre provoca una anemia por deficiencia de hierro. Esto ayuda a restaurar los niveles adecuados de hierro.

Es fácil pasar por alto los síntomas leves de la deficiencia de hierro hasta que se desarrolla la anemia. Si se siente agotado, sin aliento o tiene otros síntomas, hable con su médico para que le revise el hierro.

Fuentes

American Society of Hematology. Iron Deficiency Anemia. Enlace

National Heart Lung and Blood Institute. What is Anemia? Enlace

National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. Iron. Enlace

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.