Si está cansado del dolor de cabeza, la sed intensa y el malestar que sigue a una noche de copas con los amigos, el movimiento “a veces sobrio” puede ser para usted.

¿Qué es la curiosidad sobria?

El término “curiosidad sobria ” es flexible e inclusivo. A diferencia de un estilo de vida sobrio estricto, muchas personas que practican la curiosidad sobria simplemente deciden reducir su consumo de alcohol. Otros están considerando la sobriedad por primera vez, o deciden abstenerse por completo.

Algunos bebedores ocasionales pueden comprometerse a una sobriedad a tiempo completo porque conocen los beneficios para la salud, les interesa perder peso o mejorar sus relaciones interpersonales. Otros pueden decidir renunciar a una copa de vino en la cena para dormir mejor o participar en el “Dry January” (enero seco) o el “Sober September” (septiembre sobrio) con el fin de ahorrar dinero.

¿Cuáles son los beneficios de limitar el consumo de alcohol?

Un estudio sobre el “Dry January” publicado en 2016 en Health Psychology descubrió que, de los más de 850 participantes que se abstuvieron voluntariamente del alcohol durante ese mes:

  • 82 % informó haber tenido un sentido
    de logro
  • 62 % informó haber dormido mejor
  • 49 % informó haber perdido peso

¿La “curiosidad sobria” significa que tengo que dejar de
beber?

¡No! El estilo de vida de la “curiosidad sobria” es un espectro. Va desde las personas que simplemente quieren beber menos hasta las que prefieren dejar el alcohol por completo.

Muchos bebedores sociales del movimiento “sober curious“, por su nombre en inglés, nunca han tenido problemas con el alcohol. Lo que quieren es mejorar su salud, sus relaciones y sus finanzas bebiendo menos.

Sin embargo, algunos bebedores moderados se dan cuenta de que en realidad son más dependientes del alcohol de lo que pensaban en un principio.

¿Cómo afecta el alcohol a la salud?

Beber demasiado o con demasiada frecuencia puede interferir en la capacidad del cerebro, el corazón, el hígado y el sistema inmunitario para funcionar correctamente, según el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism.

Estas son las maneras en las que el alcohol puede afectar a su cuerpo:

  • Cerebro: El consumo de alcohol puede provocar cambios de humor y de comportamiento e interrumpir las vías de comunicación. Esto puede dificultar la concentración y la coordinación.
  • Corazón: Un exceso de alcohol puede dañar el corazón. Esto puede causar problemas como presión arterial alta, derrames cerebrales y cardiomiopatía.
  • Hígado: Cuanto más beba, más probabilidades tendrá de desarrollar enfermedades hepáticas como hígado graso, hepatitis alcohólica, fibrosis y cirrosis.
  • Páncreas: Beber a menudo o en cantidades elevadas puede aumentar el riesgo de desarrollar pancreatitis. Se trata de una inflamación del páncreas que puede ser muy dolorosa y provocar problemas digestivos.
  • Sistema inmunitario: Los bebedores crónicos son más propensos a enfermarse debido a un sistema inmunológico debilitado. Esto puede hacerlos más susceptibles a enfermedades graves como la neumonía.
  • Cáncer: El alcohol puede causar múltiples tipos de cáncer, según el National Cancer Institute. Esto incluye el cáncer de hígado, de cabeza y cuello, de mama, de colon y de esófago.

Efectos de beber alcohol a largo plazo

Beber en exceso y con frecuencia puede provocar daños a largo plazo en el cuerpo y la mente, incluyendo daños en el hígado y enfermedades cardiovasculares. Incluso beber una bebida alcohólica al día puede aumentar ligeramente el riesgo de padecer algunos cánceres.

Otros riesgos son:

  • Pérdida de memoria o problemas de concentración, incluso cuando no ha bebido
  • Problemas de aprendizaje
  • Presión arterial alta
  • Fibrosis hepática
  • Hepatitis alcohólica
  • Cánceres de garganta, boca, hígado, colon y esófago
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Problemas de salud mental como depresión y ansiedad
  • Problemas familiares y laborales
  • Dependencia del alcohol

Señales de advertencia de un trastorno por consumo de alcohol

El abuso del alcohol y el trastorno por consumo de alcohol —o el consumo diario excesivo— ponen a una persona en mayor riesgo de sufrir consecuencias de salud y sociales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El informe anual de 2019 de la Abuse and Mental Health Services Administration encontró que:

  • Cerca del 70 % de los encuestados de 18 años o más declararon haber bebido alcohol en el último año.
  • Cerca del 55 % de los encuestados de 18 años o más dijeron haber bebido en el último mes.

Algunas señales de que ha desarrollado, o puede estar desarrollando, un trastorno por consumo de alcohol incluyen:

  • Siente que necesita el alcohol para funcionar y tiene problemas para dejarlo.
  • No puede dejar de beber una vez que empieza.
  • Su vida social, profesional o personal está sufriendo debido a su consumo de alcohol.
  • Los demás le dicen que tiene un problema de abuso.
  • Ha perdido el interés por los pasatiempos o las relaciones que no implican beber.
  • Está ocultando a sus seres queridos cuánto bebe.
  • Tiene comportamientos de riesgo como conducir ebrio.
  • No puede reducir su consumo de alcohol, aunque lo desee.
  • Su comportamiento y personalidad han cambiado debido a su forma de beber.
  • Se avergüenza a sí mismo o recurre a la violencia física cuando bebe.
  • Ha desarrollado una mayor tolerancia al alcohol o ha experimentado síntomas de abstinencia como ansias, temblores y sudoración cuando se abstiene de beber.
  • Tiene problemas legales o financieros debido a su forma de beber.

Estos signos pueden poner de manifiesto un problema más grave y podrían requerir la ayuda de un profesional cualificado. Recuerde que el trastorno por consumo de alcohol es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo Estados Unidos.

Cómo reducir el consumo de alcohol y mantener su vida social

Reducir la ingesta de alcohol puede ser un reto en una sociedad muy centrada en el consumo casual de alcohol (piense en los happy hours, las fiestas de cocteles y los tours por los bares, o pub crawls, en inglés). Pero hay varias formas de reducir el consumo sin agobiarse.

  • Establezca objetivos personales: Cree sus propios límites de consumo de alcohol, ya sea un número de copas por semana o por mes.
    A continuación, decida dónde y cuándo va a beberlas. Podría ser durante un evento importante, como la celebración de un amigo o una boda familiar, o puede establecer un límite más amplio. Dígaselo a sus seres queridos para que le ayuden a mantener su compromiso. También, puede establecer algunos días “secos” cada semana en los que no beberá nada de alcohol.
  • Haga un presupuesto: Dígase cuánto dinero está dispuesto a gastar en bebidas alcohólicas y cúmplalo.
  • Un día a la vez: Introduzca poco a poco sus nuevos hábitos de consumo de alcohol para asegurarse el éxito. ¡Manténgase siempre hidratado!
  • Reduzca la cantidad: Reduzca el tamaño de las bebidas y elija bebidas con menor contenido de alcohol.
  • Diviértase: Planifique eventos y salidas que no impliquen beber, como ir de excursión, de compras, salir a tomar un café o ir al cine. Rodéese de amigos que beban menos. Aprenda recetas de cocteles sin alcohol que pueda tomar en las fiestas para no sentirse excluido.
  • Sepa qué decir: Cuando le pregunten por qué no bebe, sepa qué responder para evitar interacciones incómodas. Puede ser cualquier cosa, desde: “Mañana tengo que levantarme temprano”, pasando por: “Estoy intentando beber menos”, hasta: “Ahora mismo no se me antoja, gracias”.

Para más información, visite nuestra página web o póngase en contacto con su médico.

Fuentes

Excessive Alcohol Use. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Enlace

Information About Alchohol. National Library of Medicine. Enlace

Alcohol's Effects on the Body. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. Enlace

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.