Los cálculos biliares son un problema común de la vesícula biliar que afecta hasta al 15 % de la población de los Estados Unidos. Comer los alimentos adecuados puede contribuir en gran medida a mantener sana la vesícula biliar y prevenir los cálculos biliares.

¿Qué hace su vesícula biliar?

Su vesícula biliar es un órgano en forma de pera que se encuentra debajo de su hígado y es parte de su sistema digestivo.

El trabajo de la vesícula biliar es almacenar y distribuir la bilis, un líquido que se produce en el hígado. La bilis ayuda a descomponer la grasa durante la digestión. Cuando come, su vesícula biliar libera bilis en su intestino delgado, donde se mezcla con la comida.

A veces, se forman pequeños objetos parecidos a piedras en la vesícula biliar. Comúnmente llamados cálculos biliares, estos pueden estar formados por pequeños fragmentos de colesterol o fragmentos de pigmento sanguíneo. A veces, ciertas condiciones médicas del torrente sanguíneo o el control del colesterol aumentan la probabilidad de que las personas formen cálculos biliares. Estos cálculos a menudo se quedan en la vesícula biliar y no causan problemas. Pero ocasionalmente, los cálculos biliares viajan y se atascan en los diminutos conductos en forma de tubo que conectan la vesícula biliar, el hígado y el intestino delgado.

“Diagnosticar la enfermedad de la vesícula biliar o la presencia de cálculos biliares sintomáticos puede ser complicado y requiere varias pruebas para descartar otras afecciones”, dice la Dra. Jennifer Chennat, gastroenteróloga de UPMC. “Si experimenta dolor en la parte superior del abdomen o náuseas y vómitos después de comer, por favor consulte con su proveedor de atención médica de inmediato y considere una derivación a un gastroenterólogo para una evaluación especializada de estos síntomas. Es mejor no ignorar estos síntomas, para que pueda evitar complicaciones más graves “.

Cuando los cálculos biliares se atascan, pueden causar un ataque de vesícula biliar y/o pancreatitis, que es una inflamación del páncreas (un órgano que ayuda en la digestión y en el control del azúcar en la sangre). A veces, estos cálculos biliares se atascan en el árbol biliar y provocan una infección en los conductos biliares, lo que provoca sepsis bacteriana (infección generalizada en todo el torrente sanguíneo circulante del cuerpo). Los síntomas de un ataque de vesícula biliar, infección del árbol biliar y/o pancreatitis pueden incluir:

  • Dolor en la parte superior del abdomen que puede trasladarse a la espalda o al hombro
  • Náuseas y vómitos
  • Coloración amarillenta de la piel (ictericia)
  • Orina oscura
  • Fiebre y escalofríos
  • Confusión mental

Si tiene cálculos biliares, es posible que tenga más dolor después de comer alimentos ricos en grasas. Esto se debe a que los alimentos grasos estimulan la vesícula biliar para que libere bilis, lo que agrava los cálculos biliares.

¿Quién tiene mayor riesgo de tener problemas de vesícula biliar?

Los problemas de la vesícula biliar, y especialmente los cálculos biliares, tienen más probabilidades de ocurrir en:

  • Mujeres
  • Adultos mayores de 40 años
  • Personas con sobrepeso o que han perdido mucho peso rápidamente
  • Aquellos que comen una dieta alta en grasas y colesterol y baja en fibra

Alimentos a evitar si tiene problemas de vesícula biliar

Su dieta no puede curar los problemas de la vesícula biliar ni deshacerse de los cálculos biliares que ya están allí. Pero comer una dieta saludable es una de las mejores maneras de mantener la vesícula biliar sana y de prevenir la formación de cálculos biliares. Estos son los alimentos prohibidos para la vesícula biliar inflamada o si corre el riesgo de desarrollar cálculos biliares:

  • Productos lácteos altos en grasa como crema, leche entera, queso y helado
  • Carnes rojas como bistec o hamburguesas
  • Otras carnes grasosas como salchichas, perritos calientes y fiambres como salami, mortadela o pepperoni
  • Alimentos grasosos o fritos como papas fritas o tiras de pollo
  • Bocadillos procesados como papas fritas, galletas o donas que tienen un alto contenido de grasas saturadas
  • Alimentos preparados en mantequilla, manteca de cerdo o crema

Alimentos bajos en grasa y altos en fibra

En lugar de ingerir los alimentos de la lista anterior, reemplácelos con estos alimentos bajos en grasa y altos en fibra:

  • Leche descremada o al 1 % o yogur
  • Carnes magras como aves sin piel, lomo de cerdo o pescado
  • Frutas y verduras frescas o congeladas
  • Granos integrales como avena, cebada, arroz integral o quinoa
  • Frijoles (legumbres)
  • Pequeñas cantidades de grasas saludables como aceite de oliva, nueces, semillas, aguacates o mantequilla de maní
  • Saltee los alimentos en lugar de freírlos y use aceite de oliva, aceite de aguacate o aceite de semilla de uva en pequeñas cantidades.

Una dieta para vesícula inflamada incluye comer una dieta más saludable para ayudar a aliviar sus síntomas. También facilita el mantenimiento de un peso saludable, lo que reduce el riesgo de desarrollar cálculos biliares.

Evitar la pérdida de peso rápida también ayuda a prevenir los cálculos biliares. Cuando come muy poco, su hígado libera más colesterol en su bilis. Esto significa que las piedras se forman más fácilmente.

Además, con la pérdida de peso rápida, es posible que la vesícula biliar no se vacíe correctamente.

Si no tiene vesícula biliar

Si tiene ataques de vesícula biliar graves o frecuentes, es posible que necesite una cirugía para extirparla. Aunque su vesícula biliar es uno de sus órganos digestivos, puede vivir con seguridad sin ella. Su hígado aún puede producir y liberar bilis para ayudarle a digerir las grasas.

Después de la cirugía de vesícula biliar, aumentará gradualmente su dieta de líquidos a alimentos bajos en grasa y colesterol. Durante las primeras semanas después de la cirugía, también es mejor evitar:

  • Alcohol
  • Cafeína
  • Alimentos muy picantes
  • Alimentos que producen gases como frijoles o brócoli o bebidas carbonatadas
  • Alimentos azucarados como pasteles, tortas u otros postres

Puede reanudar su dieta regular (pero con menos grasa y colesterol) dentro de las cuatro semanas posteriores a la cirugía. Es posible que experimente algunos cambios en su digestión sin la vesícula biliar.

Si le extirparon quirúrgicamente la vesícula biliar, no es raro que tenga problemas digestivos como diarrea después de comer una comida grasosa como pizza, hamburguesas y papas fritas. Cumplir con los alimentos bajos en grasa y comer más frutas, verduras y granos integrales con alto contenido de fibra puede ayudarle a sentirse mejor. Comer comidas más pequeñas con refrigerios entre comidas también puede mejorar la digestión.

Después de una extirpación de la vesícula biliar, su proveedor de atención médica podría recomendarle enzimas digestivas para ayudarle a descomponer los alimentos grasos. También es útil trabajar con un dietista registrado. Pueden ayudarlo a planificar comidas balanceadas y bajas en grasa que apoyen una digestión saludable.

Fuentes

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Gallstones. Enlace

Current Medicinal Chemistry. Diet After Cholecystectomy. Enlace

Acerca de UPMC

Con sede en Pittsburgh, UPMC es un proveedor de atención médica y aseguradora de renombre mundial. Operamos 40 hospitales y 700 consultorios médicos y centros ambulatorios. Estos están ubicados en el centro y el oeste de Pensilvania, Maryland, Nueva York y a nivel internacional. Empleamos a 4,900 médicos. Somos líderes en atención clínica, investigación innovadora y tratamientos de última generación. U.S. News & World Report clasifica constantemente a UPMC Presbyterian Shadyside como uno de los mejores hospitales del país en muchas especialidades. Además, clasifica al UPMC Children’s Hospital of Pittsburgh en su Cuadro de Honor de los Mejores Hospitales Infantiles de Estados Unidos.