Todo el mundo experimenta de vez en cuando un estreñimiento o un atasco en su tracto digestivo. Es incómodo y a veces doloroso, pero suele ser temporal y fácil de tratar. Aprenda más sobre las causas del estreñimiento y cómo tratarlo en casa para que todo circule mejor.

¿Qué causa el estreñimiento?

Se considera estreñimiento cuando una persona defeca menos de tres veces en una semana.

“El estreñimiento es un problema común y la mayoría de las causas son benignas. La fibra dietética y beber más agua pueden contribuir en gran medida a mejorar la regularidad de las evacuaciones. Muchos medicamentos y suplementos contribuyen al estreñimiento, por lo que es importante que informe a su médico de todos los medicamentos y de los suplementos que pueda estar tomando, incluyendo los de venta libre”, dice el doctor Martin Johns, del Shenango Valley Family Medicine Center-UPMC.

También puede tener:

  • Heces duras, secas o con grumos
  • Heces difíciles de evacuar o dolorosas
  • Una sensación de que no se han evacuado todas las heces

El estreñimiento se produce cuando los desechos se mueven con demasiada lentitud a través de sus intestinos. Es más común si usted:

  • Tiene el síndrome del intestino irritable (SII)
  • Tiene hipotiroidismo (una tiroides poco activa)
  • Es de edad avanzada
  • Está embarazada Toma ciertos medicamentos como opioides para el dolor, diuréticos (píldoras de agua), betabloqueadores para afecciones cardiacas y antiácidos que contienen aluminio y calcio
  • Toma suplementos de hierro
  • Consume una dieta baja en fibra
  • No bebe suficiente líquido a lo largo del día

También puede desarrollar estreñimiento si cambia temporalmente su rutina diaria o sus hábitos alimenticios, por ejemplo, mientras viaja. Comer más carne, queso, salsas cremosas o alimentos fritos con menos frutas y verduras puede desencadenar el estreñimiento. Lo mismo ocurre si está menos activo de lo habitual porque su tracto gastrointestinal se ralentiza junto con el resto del cuerpo.

Cómo tratar el estreñimiento en casa

A menudo puede tratar el estreñimiento con cambios en su dieta y estilo de vida. El mejor punto de partida es añadir más fibra a su dieta.

La fibra es la parte de los alimentos vegetales que su cuerpo no puede digerir. En cambio, añade volumen a sus heces y las ablanda, por lo que son más fáciles de expulsar. La fibra también empuja los desechos a través de su intestino más rápidamente.

La mayoría de los adultos deberían consumir unos 30 gramos de fibra al día. Para alcanzar ese objetivo, intente comer al menos dos raciones de alimentos ricos en fibra en cada comida. Las mejores fuentes de fibra son los alimentos vegetales enteros como:

  • Frutas y verduras frescas o congeladas
  • Granos enteros como la avena, el pan y los cereales integrales, la cebada, el arroz integral y la quinoa
  • Frijoles (legumbres) como los negros, rojos o pintos, las lentejas y los garbanzos
  • Nueces y semillas

Añada un suplemento de fibra si tiene problemas para obtener suficiente fibra de su dieta. Puede comprarlos en polvo y mezclarlos con agua según las indicaciones de la etiqueta. Los suplementos de fibra también vienen en forma de pastillas.

Cuando añada más fibra a su dieta, vaya despacio, para que su tracto digestivo tenga tiempo de adaptarse. Demasiada fibra demasiado rápido puede desencadenar efectos secundarios como gases, inflamación y dolor abdominal.

La fibra absorbe agua, así que asegúrese de beber suficiente líquido. Añadir fibra sin agua puede empeorar su estreñimiento. Intente beber al menos 64 onzas (8 tazas) cada día.

El agua es la mejor manera de hidratarse. Pruebe añadir a una jarra de agua un poco de fruta cortada y hierbas para darle un ligero sabor y aroma.

Otras bebidas hidratantes son:

  • Agua mineral de manantial (aromatizada y sin azúcar)
  • Tés de hierbas, especialmente de té de sen
  • Té verde o negro sin teína o café
    descafeinado

El ejercicio también estimula su tracto digestivo (después de todo, es un músculo). Así que aumentar su actividad física ayuda a aliviar el estreñimiento. Intente hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado, como un paseo a paso ligero, cada día.

Cómo
aliviar el dolor del estreñimiento

No es raro tener dolor junto con el estreñimiento. Puede ocurrir si sus heces son muy duras y secas o si los gases quedan atrapados en el intestino grueso. Si tiene dolor de estreñimiento cuando defeca, intente añadir más fibra como:

  • Avena
  • Frijoles
  • Cebada
  • Cítricos (naranjas, toronjas)
  • Semillas de chía o linaza
  • Un suplemento de fibra de psilio

Todas estas son excelentes fuentes de fibra soluble. Al absorber el agua, la fibra soluble forma un gel en su tracto gastrointestinal y ablanda sus heces.

También puede probar un ablandador de heces de venta libre. Estos también hacen que las evacuaciones sean menos dolorosas. A diferencia de los alimentos con fibra soluble, que son seguros (y saludables) para comer todos los días, los ablandadores de heces son solo para uso a corto plazo.

Si los gases contribuyen a su dolor de estreñimiento, asegúrese de añadir la fibra lentamente. Además, ciertos alimentos ricos en fibra son famosos por producir gases, así que tome nota si su dolor empeora después de comer alimentos como:

  • Frijoles
  • Coles de Bruselas
  • Coliflor
  • Coles
  • Cebollas

Es posible que tenga que reducir el consumo de estos alimentos durante un tiempo. También puede consultar a su médico sobre el uso de medicamentos antigás de venta libre.

Cuándo hablar con su médico

Si estos remedios caseros no ayudan a su estreñimiento, es conveniente que consulte a su médico para asegurarse de que ninguna condición médica subyacente sea la causa de su estreñimiento.

También es posible que su médico le recomiende un laxante natural de venta libre o le recete un medicamento para el estreñimiento. Y si parece que la causa de su estreñimiento es un medicamento o suplemento, puede sugerirle una alternativa.

Como el estreñimiento suele mejorar con cambios en la dieta, también puede hablar con un dietista registrado. Ellos pueden ayudarle a planificar una dieta rica en fibra para aliviar su estreñimiento y mantenerlo alejado para siempre.

Fuentes

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Constipation. Enlace

Acerca de UPMC Digestive Disorders

UPMC Digestive Disorders se ocupa de una amplia gama de afecciones y enfermedades gastrointestinales, desde el diagnóstico hasta el tratamiento. Por referencia de su médico, coordinamos sus pruebas y tratamiento. Si tiene una afección complicada, podemos derivarlo a uno de los centros de excelencia en salud digestiva de UPMC. La mayoría de nuestras visitas al consultorio y procedimientos ambulatorios se llevan a cabo en UPMC Presbyterian o UPMC Magee-Womens Hospital en Oakland. También brindamos atención hospitalaria en UPMC Montefiore o UPMC Presbyterian en Oakland.