Cómo prevenir la diabetes: factores de riesgo de la diabetes de tipo 2

Más de 30 millones de estadounidenses padecen diabetes de tipo 2, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Cualquier persona puede desarrollar esta enfermedad, aunque algunas corren un riesgo mayor que otras. A continuación profundizaremos en los factores de riesgo de la diabetes de tipo 2.

Según los datos de los CDC, la prevalencia de la diabetes de tipo 2 aumentó durante décadas, para finalmente estancarse e incluso descender desde 2009. Pero recientemente se ha producido un aumento significativo en el número de jóvenes, e incluso niños, que desarrollan diabetes de tipo 2. Es esencial entender si usted y su familia corren un alto riesgo de padecer diabetes de tipo 2, y cómo prevenirla.

¿Qué es la diabetes de tipo 2?

La diabetes de tipo 2 se produce cuando los sistemas que controlan el nivel de azúcar en la sangre no funcionan correctamente. La diabetes de tipo 2 puede desarrollarse cuando el cuerpo deja de producir la cantidad de insulina que necesita o si se vuelve resistente a ella. Este mal funcionamiento conduce a un alto nivel de azúcar en la sangre, que afecta casi todos los aspectos de la salud.

La insulina es una hormona que desempeña un papel importante en la forma en que nuestro cuerpo utiliza la energía. Al ingerir alimentos, el sistema digestivo los convierte en glucosa, un tipo de azúcar simple que el cuerpo utiliza como combustible. Al comer, el páncreas libera insulina, que ayuda a las células a absorber esa glucosa de la sangre.

Sin embargo, en el caso de la diabetes de tipo 2, la insulina no puede realizar este trabajo básico. Las células no obtienen la glucosa necesaria y queda demasiada azúcar en la sangre. Un nivel elevado de azúcar en la sangre puede provocar enfermedades cardiovasculares, daños en los nervios, enfermedades renales, problemas de visión y otros problemas.

¿Quién corre el riesgo de padecer diabetes de tipo 2?

Por desgracia, casi todo el mundo corre el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. Es una enfermedad muy extendida que afecta a personas de todas las edades y orígenes. Pero los científicos han observado algunos factores genéticos y ambientales que hacen que ciertas personas corran un riesgo mayor.

Entre los factores de riesgo de la diabetes de tipo 2 se encuentran:

  • La edad. La mayoría de los diagnósticos de diabetes de tipo 2 se producen después de los 35 años. Pero es posible desarrollar resistencia a la insulina a edades mucho más tempranas. Más recientemente, los médicos han diagnosticado un número creciente de niños y adolescentes con diabetes de tipo 2.
  • El peso. La diabetes de tipo 2 es una afección metabólica, lo que significa que el peso influye. Si tiene sobrepeso u obesidad, corre un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.
  • Los antecedentes familiares. No existe un gen de la diabetes, pero está comprobado que el factor hereditario aumenta el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. Si sus padres o abuelos tuvieron diabetes, aumenta su riesgo.
  • El nivel de actividad física. Si es adicto al sofá, cuidado: los estudios han correlacionado la falta de ejercicio periódico con un mayor riesgo de diabetes de tipo 2.
  • El origen racial. Los investigadores no pueden explicar la razón, pero la diabetes de tipo 2 es más común en personas con ciertos orígenes étnicos: afroamericanos, nativos de Alaska, indios americanos, asiáticos americanos, hispanos o latinos, nativos de Hawái o de las islas del Pacífico.
  • La presión arterial y el colesterol. La presión arterial alta y el colesterol elevado no solo aumentan el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral. Los estudios también han correlacionado estas patologías con un mayor riesgo de diabetes de tipo 2.
  • El historial médico. Ciertas patologías parecen ir de la mano de un diagnóstico de diabetes de tipo 2. Entre ellas se encuentran la depresión, el infarto cardiaco, el derrame cerebral, el síndrome de ovario poliquístico y la diabetes gestacional durante el embarazo.

Cómo prevenir la diabetes de tipo 2

Es posible prevenir la diabetes de tipo 2, o al menos retrasar su desarrollo, incluso si presenta uno o más factores de riesgo. Solo debe hacer cambios específicos en el estilo de vida. Reduzca el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 haciendo lo siguiente:

  • Manténgase activo. Ser más activo físicamente puede ayudar en varios frentes. Puede ayudarle a perder peso, lo que reduce el riesgo de diabetes de tipo 2. También reduce la presión arterial, mejora el colesterol y fortalece el sistema cardiovascular. Los expertos recomiendan 30 minutos de actividad física cinco días a la semana.
  • Coma bien. Una dieta equilibrada es otra forma de reducir el riesgo de diabetes de tipo 2. Si come porciones más pequeñas y evita los alimentos azucarados y grasosos, puede perder peso y mejorar la salud cardiovascular. Muchos médicos recomiendan la dieta mediterránea como una forma estupenda de mantener un corazón sano y un metabolismo saludable.
  • Controle las patologías existentes. Cuidar las patologías preexistentes relacionadas con la diabetes de tipo 2 reduce el riesgo. Hable con su médico sobre la mejor manera de controlar estas patologías, incluyendo las enfermedades cardiacas y el síndrome de ovario poliquístico.
Fuentes

National Institutes of Health. Type 2 Diabetes | NIDDK. Enlace

National Institutes of Health. Risk Factors for Type 2 Diabetes | NIDDK. Enlace

National Institutes of Health. Preventing Type 2 Diabetes | NIDDK. Enlace

Acerca de Endocrinology

The UPMC Department of Endocrinology stands as a national leader in research of diabetes and endocrine conditions. We partner with the University of Pittsburgh Division of Endocrinology and Metabolism for research and clinical trials. We treat diabetes, obesity, osteoporosis, hormonal disorders, and thyroid disorders at several locations across western Pennsylvania. We also have specialized Diabetes Centers to help you manage your disease. U.S. News & World Report ranks UPMC Presbyterian among the top hospitals in the country for endocrinology and diabetes care.